top of page

¡ASUMIRNOS SIN MIEDO!

Actualizado: 1 may 2023



Soy fiel creyente de que no somos hoy lo que fuimos ayer, siempre y cuando nos estemos procurando un camino de autoconocimiento, sanación y transformación; así que muchos aspectos de mi de hace años, ya no me habitan y otros que siempre me habitaron, ya les permito emerger.


De verdad... escuchar de mi boca hablar de Jesús, Espíritu Santo, Cristo, perdón... está siendo una aventura hermosa. Me imagino a mis familiares y amigos cercanos de esas épocas y supongo, que no lo pueden creer.


Hace muchos años, más de 20, estaba enojada con esos personajes, y tenía buenos motivos. Primero, porque cuando me llevaron a confesarme para la primera comunión, resultó que salí siendo más culpable. No entendí. Recuerdo que durante la ceremonia, lloré muchísimo y puedo asegurar que fue de pura emoción de recibir una energía muy hermosa pero que... igual no entendí. Iba a misa, perdón: me llevaban... a veces. Tampoco entendí.


Ya más grande los busqué en la iglesia católica por mis propios pies, no los encontré. Más adelante quise encontrarlos en una iglesia cristiana... tampoco los encontré. Así que ya podrás imaginarte lo poco que de mi boca salía sobre este tema. Si mal no recuerdo, no hablaba ni bien ni mal; pues simplemente no me parecía coherente hablar de algo de lo que poco sabía y sentía. Algo de lo que no entendía.


Hoy vengo a hablarte de Jesús y de Cristo; pues mi acercamiento a ellos ha sido hermoso y por fin se va develando aquello que sentía en lo profundo sobre todo esto que no entendía y la necesidad de compartirlo es ENORME


El texto dice así: "El nombre Jesús es el nombre de uno que, siendo hombre, vio la faz de Cristo en todos los hermanos y recordó a Dios" ucdm - manual para el maestro


El hombre que caminó por esta tierra se llamó Jesús. Él, en su propósito evolutivo y de servicio a la tierra, dejó de ver los cuerpos en los demás humanos y en sí mismo, para ver en ellos la verdad. Dejó de ver la enfermedad, la pobreza, el hambre y vio en todos, lo mismo que él estaba experimentando; la abundancia, la invulnerabilidad y la perfección de los que ya era poseedor, por ser el hijo de Dios. Entendió que él y todos, eran hermanos; como lo somos tu y yo. Se despojó de las imágenes que le mostraban los ojos del cuerpo y aceptó su condición real, aceptando la visión del Cristo. Renunció a los ideas que le pudieran dar realidad a lo que para el resto de personas era real y sostuvo firme y fielmente la Visión de la Verdad.



"Al identificarse con Cristo, dejó de ser un hombre y se volvió Uno con Dios"

¡Y lo hizo antes de morir el cuerpo!. El vio lo falso y no lo aceptó como la verdad; mostró el camino que todos podemos seguir. El Cristo necesitó su forma para poder caminar entre los hombres y fue así, como nos demostró que todos somos santos y que es imposible matar al Hijo de Dios. El asunto aquí, es que él no fue el único hijo de Dios... Lo somos todos. El Único Hijo de Dios, eres tu, soy yo, es tu vecina, el presidente, el ladrón y el gurú.


"¿Es él (Jesús) el Cristo? Por supuesto que sí, junto contigo"


?Me sigues? tu y yo también somos el Cristo. No se trata de esperar a que llegue alguien de arriba y nos salve... eso ya sucedió, y no entendimos nada. La frecuencia de la tierra, al estar nuestro sistema solar en el amanecer de un ciclo muy grande, y salir de la noche más oscura en su tránsito por esa gran órbita, permite que esa energía del Cristo, sea más accesible para todos; pero el ejercicio es propio; el movimiento de mente es personal. El camino de decisión es nuestra función.


Mientras más profundizo en el estudio de Un Curso de Milagros, más claridad gana mi mente y más me enamoro. ¿La verdad? ya no importa si la tergiversación de las enseñanzas se dio de forma deliberada o porque confiamos en que quienes las escribieron e interpretaron lo hicieron con total fidelidad desde el nivel de consciencia que tenían en ese momento.


Sí; por ahí por el 2005 leí mucho sobre lo que hoy se conoce como teorías conspirativas, ovnis, el fin del mundo en el 2012, energía y otros temas que hoy se van volviendo parte de nuestra realidad humana; yo simplemente estaba buscando respuestas y mirando la forma de entender quién era, qué hacía aquí y por qué el mundo se me mostraba con cosas tan bellas y otras tan feas e injustas. ¿Leíste los libros de Patricia Cori? ve y busca sus libros, te los vas a devorar. Yo leí Vuelve la Atlántida y Basta de Secretos, basta de mentiras.


Volviendo al tema; lo que importa es que hoy tomemos responsabilidad por comprender, que asumamos nuestro rol aquí y nos empoderemos en acción consciente de lo que entra por nuestros ojos y oídos; que nos cuestionemos todo lo que no haga sentido en el corazón, en la tripa... en la piel. Que indaguemos, desde el Amor hasta que nos asumamos como lo que somos; Seres infinitos e ilimitados, invulnerables, completos y santos. Dignos hijos del Padre, el Uno, el Todo, la Fuente, el Origen.


Comencé este escrito diciendo que muchos aspectos de mi, antes... ya no me habitan y otros que siempre me habitaron, ya los dejo emerger. Sin miedo a nada, te aseguro que aquello que estoy dejando brotar de mi, es esa faz del Cristo que me lleva a ejercitar la Verdad de que cuando te veo perfecta, me veo a mi misma igual de perfecta, me lleva a darme cuenta de que de verdad: Lo que veo es un reflejo de lo que pienso.


Y hoy, decido verte sabiendo que tu eres una conmigo y yo, una contigo


Con cariño, para que sigamos practicando como #elegirelAmorcomorespuesta cada segundo de nuestra vida


Stefie





62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EL CAMINO DEL DESPERTAR

Mientras escribía el título de esta entrada caí en cuenta que el Despertar no es es precisamente un camino. ¿Cómo sería para ti, pensar en que Despertar es un suceso y no necesariamente un proceso? Te

Comments


bottom of page