¿Estás dispuesta a soltar las bolsitas de arena que te sostienen volando bajito?

Es maravilloso lo que sucede en ahora en nuestra historia, todos hemos decidido estar aquí en este momento tan loco que estamos atravesando… sabíamos que teníamos una misión que cumplir aquí, una misión que es mucho más elevada que trabajar incansablemente, vendiendo nuestro tiempo para producir un dinero que nos permita sobrevivir… Tenemos una misión, un propósito Divino que consiste en volver al Uno, en recordar que somos seres Divinos viviendo una experiencia terrenal, física; que poseemos ya las cualidades de nuestra esencia creadora y que mientras nuestra misión es volver al uno de la forma más elevada posible, nuestro propósito aquí es crear, expandirnos. Somos partículas de consciencia creadoras y expansivas y cada punto de consciencia (cada ser en esta Tierra) tiene la facultad de crear a partir de sí mismo.  


El proceso de manifestación de la realidad necesita de cada una de nosotras, necesita de ti y de mí. Todo aquello que quieres manifestar sobre este mundo está a tu alcance, lo que necesitas es equilibrar la frecuencia de aquello que quieres manifestar con lo que sientes al respecto.  

Vivimos por muchísimo tiempo con un velo muy grueso entre la realidad de nuestro ser y lo que creemos es la realidad, y cada vez ese velo se hace mas delgado! Ya sabemos que mi realidad puede ser diferente a la tuya, porque ya sabemos que la realidad, o lo que percibimos como realidad es producto de nuestra historia, nuestras experiencias, percepciones y programaciones y por lo tanto puede ser transformable.

Ser conscientes de esto es maravilloso, es liberador y reveldador! Y también, puede resultar un poco atemorizante. En el mundo de las constelaciones familiares decimos que "se pierde la inocencia" porque nos devuelve la responsabilidad sobre lo que hemos creado en nuestra vida individual y lo que hemos co creado en el colectivo.


Maravilloso y revelador porque descubres cómo vibra tu sueño y cómo vibra gran parte de tu ser; tu sueño, tus deseos pueden vibrar muy alto mientras que tu energía muy densa; creando desarmonía. Cuando no hay coherencia entre las dos, parece que no estás creando, que el Universo, Dios, la Fuente, la Divinidad no te escucha, porque sigues viviendo más de lo mismo que quieres evitar, pero lo cierto es que te escucha y responde a tu petición. El Universo siempre te sostiene, te cubre las espaldas.


Lo que necesitas comprender es que el poder de tu creación no está tanto en tu mente consciente sino en tu sentir profundo, que es esa parte de ti que vibra, que emite una frecuencia que es la gasolina que pone en movimiento el proceso de manifestación. 

Puedes crear tu realidad en alineación con la Verdad Divina, eso te llevaría a vivir de forma armoniosa y en paz, o puedes seguir manifestando tu realidad sintiéndote frustrada, víctima, triste, pobre y cansada; como en constante lucha. La Verdad Divina es una y es la misma para todos!.  Mientras más te acerques a ella, más cerca estás de su frecuencia, del amor, de la luz primordial; más te alineas con el estado de permitir que esa Fuente de Bienestar única se derrame sobre ti. Mientras más te alejas, más te posicionas en un estado de resistencia. Es decir, quieres algo pero a la vez, te resistes a recibirlo a experimentarlo y a crearlo.


Mientras más te acercas a la luz, al amor, a la frecuencia más sutil, más fácil te resulta ser una observadora de aquello que en ti, sigue vibrando bajo y denso. Es como si estuvieras en un globo, queriendo elevarte y te das cuenta que hay muchas bolsitas de arena que necesitas soltar para elevarte libremente.  Da miedo? Claro que sí. Soltar las bolsitas genera miedo, porque has vivido mucho tiempo con la ilusión de que ese lugar es piso firme y seguro y obvio que elevarse implica que estarás “aparentemente” sin piso bajo tus pies, Pero sólo imagínate la vista que tendrás una vez que con miedo te eleves; con certeza la visión que tenías de "tu realidad" se transforma, se amplía.



¿Estás dispuesta a soltar bolsitas de arena que te sostienen vibrando bajito?


Con cariño

Stefie